About

El objetivo que dio origen de la Masonería Egipcia fue constituirse en un baluarte en defensa de la verdadera Tradición Iniciática legada por las antiguas Escuelas de Misterios, preservando en su interior, en los rituales, símbolos, signos, palabras, títulos, acciones, liturgias, catecismos y parámetros que conforman su Rito, las claves necesarias para que sus iniciados, desarrollando un profundo estudio y trabajo operativo y meditativo, puedan reencontrarse con la esencia de la Tradición Primordial ocultada en el mismo, conectarse como una célula viva más al Egrégor Egipcio siempre activo y actuante, y religarse con su chispa Divina, el Dios que cada Uno es en Esencia y Potencia.
Lamentablemente y como fue predicho por Imhotep Hermes, Egipto ha sido despoblado de Dioses y de hombres, lo profano se ha infiltrado en los Templos de los Misterios y la masonería egipcia ha caído en una segmentación y profanación inmensa de sus trabajos, con una adulteración de sus ritos y un inflamiento de los egos vanos y vacíos de quienes dicen estar dirigiendo cada Santuario, que se autoproclama único y exclusivo, blandiendo papeles llamados Patentes pero sin valor real, olvidando que la validez y autenticidad solo se da por el Trabajo Iniciático Operativo, el respeto a la Tradición Primordial y el compromiso profundo de sus iniciados con la Vida y la Gran Misión del Cosmos hacia un Nuevo Orden de las Eras en el que reine la Conciencia, la Cooperación y el Amor.
Por tal razón cósmica, ninguna Orden o Santuario puede ser Unico y el Exclusivo, menos aún si emplea su poca energía en gritarlo a todo el mundo, tornando a la masonería egipcia en algo burdo y circense.
La exclusividad no existe en el ámbito del trabajo operativo de los iniciados, ya que todos ellos, sin distinción de grupo o tendencia, saben que su misión es actuar como nodos energéticos que apunten y trabajen para fortalecer y ampliar la gran Red Universal de Consciencia Cósmica, que posibilitará el Salto Cuántico de Consciencia de la raza humana, el cual es el verdadero y real trabajo que conseguirá levantar el tan malentendido Templo Social de la Humanidad.
Esta es la situación que perdura en la masonería en general y en la masonería egipcia en particular.
Parecería como si la verdadera esencia, el legado inmenso de las Escuelas de Misterios, se hubiera perdido. Aparentemente, la Palabra se ha perdido.
Aunque esa es la triste situación del pseudo-esoterismo y la masonería en general y de los Santuarios Egipcios en particular, aún existen individuos, reunidos en pequeños grupos, que son consecuentes y comprometidos con su voto iniciático o que simplemente tienen su alma ávida y sedienta de la fuente cristalina del conocimiento esotérico e iniciático y precisan la guía para cumplir su trabajo con conciencia.

añadir otra página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s